Portugal: alternativa a la ciudadanía española por origen judeosefardí

Portugal: una alternativa a la ciudadanía española por ley sefardí

¿Quisiste obtener la ciudadanía española, pero no llegaste a tiempo? ¿Has pensado en solicitar la nacionalidad portuguesa?

En 1492, los Reyes Católicos expulsaron de España a los judíos. Portugal los acogió pero, en 1947, los expulsó. En reparación de este hecho histórico, existen facilidades legales para personas de origen sefardí que quieren nacionalizarse en la tierra de sus antepasados. Sea esta España o Portugal.

¿Cómo se obtiene la ciudadanía española por origen sefardí?

La Ley 12/2015, para descendientes sefardíes, facilitó que más de 130.000 personas, en su mayoría latinoamericanos, solicitaran la nacionalidad española. Pero el Ministerio de Justicia de España cerró el plazo de solicitud el pasado 1 de octubre de 2019.

Si no te alcanzó el tiempo para pedir la ciudadanía española, no te desanimes: aún puedes solicitar la nacionalidad portuguesa. A continuación, te explicamos por qué es una buena oportunidad y qué necesitas para obtenerla.

¿Cómo se obtiene la nacionalidad portuguesa por origen sefardí?

El Decreto-ley nº 30-A de 2015, permite que, si tienes ascendencia judeosefardí, puedas solicitar la ciudadanía de Portugal.

¿Cuáles son los requisitos para obtener la ciudadanía portuguesa si no alcancé a la ciudadanía española?

En primer lugar, demostrar tu origen sefardí a través de un certificado original de la Comunidad Judía de Lisboa, u Oporto. En cuanto a la edad, debes ser mayor edad o estar emancipado según lo considera la ley portuguesa.

Es imprescindible no tener antecedentes graves: no haber sido condenado por un crimen que la ley portuguesa castigue con tres o más años de cárcel.

Por último, hay que presentar toda la documentación requerida: petición de nacionalidad, certificado de ascendencia sefardí, copia del pasaporte, certificado de nacimiento apostillado.

¿Cuáles son los beneficios de tener nacionalidad portuguesa?

Al ser ciudadano europeo, dispondrás de libre circulación para viajar y vivir en cualquier lugar de la Unión Europea. Y disfrutarás de todos los derechos europeos (pensiones, seguridad social, posibilidad de participar en la vida política, etc.).

No necesitarás visa para viajar a 83 países. Como Canadá, México, Panamá, Argentina, El Salvador, Japón, Kenya, Marruecos, Nueva Zelanda, Senegal, Turquía. Algo fundamental a tener en cuenta es que no deberás renunciar a tu nacionalidad primera (los derechos de tu país de origen o de residencia).

Ventajas del trámite para obtener nacionalidad portuguesa, frente a la ley española

En primer lugar, no tiene fecha de caducidad, por lo que aún estás a tiempo de hacerlo. En segundo lugar, no te exige demostrar vinculación con el país ni realizar exámenes sobre Portugal o idioma portugués.

Los cónyuges de los nacionalizados pueden solicitar su ciudadanía sin necesidad de vivir en Portugal. Esto facilita la reagrupación familiar. Todos los documentos requeridos pueden firmarse mediante poder, a través de un despacho de abogados, sin necesidad de viajar a Portugal.

Ahora ya conoces una alternativa a la ciudadanía española. Con toda esta información, anímate a realizar el trámite y disfrutar de las ventajas de la nacionalidad portuguesa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
error: Content is protected !!