Doble nacionalidad

Doble nacionalidad: ¿que implica tener una y porque puede ser una ventaja?

Probablemente habrás escuchado el término doble nacionalidad en algún momento de tu vida, o habrás conocido a alguien que la tenga. Por lo que podrás preguntarte ¿qué implica tener una doble nacionalidad? ¿Representa alguna ventaja tenerla?

Este artículo busca resolver las principales inquietudes en este tema, y dar información útil que pueda ayudarte con tu trámite de obtener una doble nacionalidad en caso de que desees comenzarlo.

¿Qué es la nacionalidad?

La Nacionalidad puede definirse como “el derecho humano fundamental que establece el vínculo jurídico esencial entre el individuo y el Estado, en virtud del cual una persona es miembro de la comunidad política que un Estado constituye según el Derecho Interno y el Derecho Internacional” (ACNUR – Oficina Regional para el Sur de América Latina et al., 1998).

En otras palabras, la nacionalidad es la relación que tiene una determinada persona con un país. Esta, además, constituye un elemento importante en la seguridad de la persona. Debido a que no solo implica sentido de pertenencia e identidad, sino también el derecho de disfrutar la protección del Estado. También conlleva el ejercicio de diversos derechos civiles y políticos. Del mismo modo implica el cumplimiento de ciertos deberes.

 

¿Qué implica tener una doble nacionalidad?

Una doble nacionalidad implica que concurren dos nacionalidades en una misma persona. Es decir, que la persona tiene un vínculo jurídico con dos Estados diferentes. Lo que significa que goza de plena condición jurídica de nacional en ambos, y por lo tanto se encuentra doblemente protegido.

¿Cuáles son las ventajas de una doble nacionalidad?

La mayor ventaja de poseer una doble nacionalidad es la de estar protegido por los derechos de dos Estados. Por ejemplo, muchos Estados exigen para poder trabajar que seas nacional o poseas un permiso de trabajo especial. Al tener doble nacionalidad podrías trabajar en dos países diferentes sin mayores inconvenientes.

También están otros derechos fundamentales. Como el derecho a la educación y el derecho a la salud, al cual tendrías acceso si tienes doble nacionalidad.

Los nacionales de un país miembro de la Unión Europea poseen grandes beneficios al ser nacional no solo de un país, sino de una comunidad internacional. Los nacionales de un país miembro cuentan con estos beneficios:

  • Excepción de visa para visitar hasta 157 países.
  • Posibilidad de trabajar en cualquier otro país miembro de la UE.
  • Libertad de movimiento. Es decir, posibilidad de residenciarte legalmente en cualquiera de los países miembros de la UE.
  • Acceso a los beneficios sociales en cualquier país miembro de la UE. 

¿Qué pasa con los deberes y la doble nacionalidad?

Es cierto que la nacionalidad tiene como contraparte el cumplimiento de ciertos deberes, como, por ejemplo, el de pagar impuestos. Pero, no te preocupes, ya que esto no necesariamente implica que debas cumplir todos los deberes en ambos países. Tampoco, que tengas que pagar impuestos dos veces por un mismo hecho.

En estos casos de doble nacionalidad usualmente suele haber tratados entre Estados y legislaciones nacionales, que especifican como se debe proceder en casos de doble deber.

Por ejemplo, en el caso de Colombia y España existe un convenio para evitar la doble tributación. Según el cual, si una persona debe pagar impuestos por un hecho generador de impuestos en un territorio no debe pagarlos en el otro.

¿Cómo se obtiene la doble nacionalidad?

Para obtener una doble nacionalidad es necesario que el individuo cumpla en dos Estados diferentes con alguno de los modos de adquisición de la nacionalidad que establece su ley nacional.

En general los modos de adquisición de la nacionalidad se pueden dividir en dos grandes grupos: por nacimiento y por naturalización.

  1. Por nacimiento:
    1. Por consanguinidad (descendiente directo de padres nacionales)
    2. Por suelo (haber nacido en el Estado).
  2. Por naturalización: la cual depende usualmente del tiempo de residencia legal continuada en el Estado o país. Usualmente aquellos con residencia permanente en el territorio.

¿Debe renunciarse a la nacionalidad de origen?

Esta pregunta no tiene una respuesta absoluta, sino que depende de la legislación de cada país. Hay países que exigen que sus nacionales solo posean una nacionalidad. Por lo que en caso de tener derecho a otra deben renunciar a esta.

En la Unión Europea la mayoría de los países acepta la doble nacionalidad. Por ejemplo, en España se acepta la doble nacionalidad, pero solo si esta es de ciertos países (Filipinas, Portugal, Guinea Ecuatorial, países latinoamericanos y Andorra.). Portugal admite la doble nacionalidad en todos los casos.

¿Cómo se obtiene la Nacionalidad Española?

De acuerdo con la legislación española (Ministerio de Justicia de España, 2010) existen varios modos de adquisición de la nacionalidad española, por las que pueden optar los individuos que deseen tramitarla:

  1. Por residencia en el país durante más de 10 años de forma legal, continuada y anterior a la solicitud.
  2. Por carta de naturaleza emitida por el Gobierno mediante decreto Real.
  3. Por ser españoles de origen:
    1. Nacidos de padre o madre española
    2. Los hijos de extranjeros nacidos en España si uno de los padres ha nacido en España.
  4. Por posesión de estado durante 10 años.
  5. Nacionalidad por opción: para extranjeros en determinadas situaciones.
  6. Concesión de la nacionalidad a judíos sefardíes originarios de España.

Concesión de la nacionalidad a sefardíes originarios de España

De acuerdo con la legislación española son sefardíes los judíos que vivieron en la Península Ibérica y en especial sus descendientes que fueron obligados a salir del territorio español debido a los Edictos del año 1492. Los cuales obligaban a la conversión forzosa de su religión o a la expulsión. Razón por la cual miles de nacionales españoles tuvieron que dejar su país de origen y aventurarse a otras tierras.

Hoy en día, los sefardíes pueden obtener la nacionalidad española (a la que tuvieron que renunciar debido a leyes injustas), por dos vías:

  1. Probando su residencia legal en España por al menos dos años.
  2. Por carta de naturaleza emitida por el gobierno español

¿Cómo se obtiene la Nacionalidad Portuguesa?

De acuerdo a la legislación de Portugal (Ley N°37/81) existen múltiples formas de adquirir la nacionalidad portuguesa. Señalando que:

  1. Son portugueses de origen:
    1. Los hijos de madre o padre portugués que:
      • Hayan nacido en territorio portugués.
      • Hayan nacido en el extranjero si el padre o madre está al servicio del Estado portugués.
      • Hayan nacido en el extranjero si su nacimiento se inscribe en el registro civil portugués o si declaran que quieren ser portugueses.
    1. Las personas nacidas en el extranjero con al menos un descendiente de nacionalidad portuguesa en segundo grado en línea recta siempre y cuando no haya perdido la nacionalidad.
    2. Los hijos de extranjeros nacidos en territorio portugués. Si al menos uno de los padres también nació en Portugal y tiene residencia en el país.
    3. Los hijos de extranjeros nacidos en territorio portugués, cuyos padres no estén al servicio del Estado respectivo. Siempre que declaren su voluntad de ser portugueses y que al momento de nacimiento uno de los padres haya residido legalmente en el país al menos unos 5 años.
    •  
  1.  
  2. Por naturalización:
    1. Los hijos menores o incapacitados, mediante declaración, si uno de los padres adquiere la nacionalidad portuguesa.
    2. El extranjero que tenga más de tres años de matrimonio con un ciudadano portugués.
    3. El extranjero, que tenga más de tres años viviendo con un ciudadano portugués en unión de hecho.
    4. El adoptado plenamente por un ciudadano portugués.

Concesión de la nacionalidad a sefardíes originarios de Portugal

En Portugal, al igual que en España existe un caso especial para obtener la nacionalidad portuguesa a los descendientes de los judíos sefardíes. Así pues, pueden obtener la nacionalidad portuguesa aquellos descendientes que:

  1. Sean mayores de edad, o se encuentren emancipados según la legislación de Portugal.
  2. No hayan sido condenados con un delito punible con una pena máxima de prisión de tres años o más.

Como puedes ver tener una doble nacionalidad representa una ventaja importante, al otorgar más oportunidades de desarrollo. Esperamos que este artículo haya sido de ayuda para responder tus dudas; recuerda que si quieres comenzar un proceso de adquisición de doble nacionalidad lo mejor es estar acompañado de expertos que te faciliten el proceso.

Concesión de la nacionalidad a sefardíes originarios de Portugal

En Portugal, al igual que en España existe un caso especial para obtener la nacionalidad portuguesa a los descendientes de los judíos sefardíes. Así pues, pueden obtener la nacionalidad portuguesa aquellos descendientes que:

  1. Sean mayores de edad, o se encuentren emancipados según la legislación de Portugal.
  2. No hayan sido condenados con un delito punible con una pena máxima de prisión de tres años o más.

Como puedes ver tener una doble nacionalidad representa una ventaja importante, al otorgar más oportunidades de desarrollo. Esperamos que este artículo haya sido de ayuda para responder tus dudas; recuerda que si quieres comenzar un proceso de adquisición de doble nacionalidad lo mejor es estar acompañado de expertos que te faciliten el proceso.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
error: Content is protected !!