Sefardí

Sefardí: el origen que te permite la concesión de la nacionalidad española o portuguesa

¿Tienes apellido de origen sefardí? En este artículo te explicamos todo lo que deberías saber sobre la historia de esta comunidad judía. Además, te contamos sobre las leyes que existen en España y Portugal para brindarles la nacionalidad a las personas con esta ascendencia.

Y es que, en la actualidad, diversas asociaciones calculan que existen al menos dos millones de personas con origen sefardí en el mundo. Estos son los descendientes de los judíos contra quienes los Reyes de España, Fernando e Isabel, firmaron el edicto de expulsión el 31 de marzo de 1492[1].

Historia de la comunidad sefardí

Para hacer un poco de historia, durante este año (1492) los miembros de la comunidad judía y sus descendientes, que vivían en la Corona de Castilla y la Corona de Aragón, fueron expulsados por los Reyes Católicos de España por no querer convertirse al catolicismo.

Aunque les estaba permitido llevarse bienes muebles, se les prohibió sacar oro, plata, monedas, armas y caballos. Esto complicó que los judíos pudieran iniciar nuevos negocios en otros territorios[2].

Así, un gran número de ellos, obligados a dejar su país de origen, se establecieron al norte de África, vía Portugal. Allí, crearon varias comunidades en las ciudades de Lisboa, Évora y Beja[3].

Sin embargo, años más tarde, también tuvieron que emigrar bajo el mismo mandato: si no se convertían al catolicismo, debían abandonar el país. La decisión puso fin a 1.500 años de presencia judía en la Península Ibérica[4].

Comunidad sefardí en Latinoamérica

Exiliados de la Península Ibérica, muchos judíos emigraron al Nuevo Mundo concentrándose principalmente en Estados Unidos, México, Brasil y Argentina. Este último país alberga la comunidad principal de Latinoamérica (aproximadamente 280.000 personas) y es la séptima población sefardí más importante del mundo[5].

Por esta razón, miles de latinoamericanos tienen origen sefardí. Sus antepasados, que se establecieron en el nuevo territorio, transmitieron de generación en generación la esencia de una historia y tradición latente.

¿Sabías que los gobiernos de España y Portugal, conscientes de este innegable hecho histórico, consideraron la necesidad de reparar un daño que obligó a dejar su hogar a cientos de miembros de la milenaria comunidad?[6].

Por eso, si eres descendiente de los judíos que habitaron estas regiones en los siglos XV y XVI, es posible que participes de esa herencia centenaria que por justicia te pertenece.

 ¿Cómo puedes obtener la nacionalidad española o portuguesa?

La concesión de la nacionalidad para ambos países persigue un mismo fin: restituir la nacionalidad a los descendientes de quienes fueron judíos y ciudadanos de pleno derecho de España y Portugal. Estos, aun después de 5 siglos, y a pesar de la expulsión, tienen derecho a sus tradiciones, costumbres, vínculos religiosos, culturales y emocionales con estos países[7].

Por eso, es necesario que conozcas en qué consiste la ley de cada país y cuáles son sus diferencias. A continuación, te explicamos las particularidades de cada una.

España: Ley de Concesión de Nacionalidad Española

En 2015, el Congreso de los Diputados del Gobierno Español aprobó una ley para conceder la nacionalidad española sefardí. Esta fue publicada el 24 de junio de ese mismo año y se estableció específicamente para los descendientes de los judíos hispano-portugueses que vivieron en la Península Ibérica hasta 1497[8].

Se conoce con el nombre de Real Decreto/893 de 2015. En términos generales, se trata de un ajuste al código civil por medio de la Ley 12/2015 que busca brindarles la nacionalidad a personas con origen sefardí[9].

Aspectos más resaltantes de la ley

Según la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE)[10], la comunidad sefardí puede adquirir la nacionalidad española a través de dos vías:

  • Por plazo privilegiado del artículo 22 del Código Civil: nacionalidad por residencia de dos años.
  • Por concesión discrecional del gobierno español: nacionalidad por carta de naturaleza.

Además, para los hijos menores de edad ya nacidos se les otorga la ciudadanía española de forma automática y gratuita, una vez que uno de los padres la tenga. Incluso, la nacionalidad la pueden tramitar menores de edad. También, este decreto permite acreditar el origen a través de un informe de linaje sefardí.

Ahora, la legislación libera la obligatoriedad de residir en el país y no exige la renuncia de la nacionalidad anterior. Sin embargo, sí establece que debes viajar a España para firmar la solicitud y exige vinculaciones con la nación.

Ten presente que esta ley impone la obligación de hacer un examen de conocimientos constitucionales y socioculturales españoles. También, un examen de idiomas a las personas que no tienen un pasaporte hispanoamericano.

Ambos exámenes deben ser aprobados ante el Instituto Cervantes y están exentos para menores de 18 años y mayores de 70 años, así como para las personas con capacidad modificada judicialmente[11].

Portugal: Decreto Ley portugués N°30 A/2015

En Portugal, por otro lado, se aprobó el 27 de febrero de 2015 el Decreto Ley portugués Nº30-A/2015. También conocida como la Ley sefardí de retorno. Por medio de esta normativa se habilita a los descendientes de judíos sefardíes para que puedan convertirse en ciudadanos de este país[12].  

Para solicitar la nacionalidad portuguesa sefardí, la ley no exige que el solicitante hable o conozca el idioma portugués. Ni siquiera que tenga ascendencia ni vinculación portuguesa por ahora. Sin embargo, hay un proyecto de ley para cambiar esto desde 2022. Asimismo, es una legislación que no tiene fecha de caducidad, lo que implica que puedes realizar los trámites cuando lo desees y sin limitaciones de tiempo[13].

Aspectos más importantes de la ley

Según el Ministerio de Justicia de Portugal[14], los sefardíes descendientes de España son considerados a su vez descendientes de Portugal. La comunidad sefardí puede tener la nacionalidad en dos pasos:

  • La emisión de un certificado de ascendencia sefardí por parte de las comunidades judías.
  • La petición de la nacionalidad ante el Ministerio de Justicia de Portugal con la presentación de los documentos exigidos.

A diferencia de España, la ley portuguesa no concede la ciudadanía automática a los hijos menores que nacieron antes de que el padre o la madre obtuvieran la nacionalidad.

Por otro lado, este decreto no impone la obligatoriedad de un examen sociocultural, ni de idiomas, como sí lo exige España. Además, no requiere que residas en el país, ni obliga a viajar a Portugal para la firma ante una notaría, pues todos los trámites pueden realizarse mediante un poder otorgado a un despacho de abogados[15].

Realización de trámites y apoyo de expertos

Para ambos casos, la ley de nacionalidad para sefardíes requiere demostrar una conexión directa o colateral con algún judío sefardí. Una de las formas es el estudio y la certificación del árbol genealógico. Es importante que sepas que para iniciar el trámite de la solicitud de nacionalidad no necesitas ser un judío practicante.

Ten en cuenta que la posibilidad de contar con un pasaporte europeo puede trazar un camino favorable para el goce de innumerables oportunidades. Por ejemplo, estudiar en cualquier universidad de los 27 países de la Unión Europea.

También, podrás invertir dinero, hacer negocios o encontrar el empleo ideal. Si quieres aplicar a la nacionalidad española o portuguesa por origen sefardí, es necesario que te asesores con expertos en temas legales y genealógicos.

En Pro-Corp contamos con un equipo interdisciplinar de abogados expertos y genealogistas de la Academia Colombiana de Genealogía. Tenemos presencia en Madrid (España), Lisboa (Portugal) y Colombia para ofrecerte el mejor servicio y acompañamiento en cada una de las etapas del proceso. Desde el estudio de viabilidad genealógica, hasta la manera en la que deberás presentar cada uno de tus documentos.

Descubre tu origen sefardí con Pro-Corp

Para la obtención de la nacionalidad española o la nacionalidad portuguesa sefardí, nuestro despacho de abogados te ofrece:

 Asesoría genealógica: somos genealogistas de la Academia Colombiana de Genealogía, expertos en Latinoamérica. Te ayudamos a probar tu ascendencia sefardí, sin importar tu nacionalidad.

  • Servicio personalizado: durante todo el proceso un experto legal te acompañará para guiarte e informarte, según las particularidades y necesidades de tu caso.
  • Gestión documental: te ofrecemos un equipo capacitado que evaluará los requerimientos de tu caso. Este te acompañará en la obtención de los documentos necesarios para completar tu solicitud exitosamente. ​
  • Asesoría jurídica: somos abogados expertos en la normatividad española y portuguesa, por lo que podremos asesorarte a lo largo del proceso en nuestras oficinas de Colombia, Portugal y España.
  • Asesoría tributaria: contarás con un experto legal que te brindará asesoría tributaria para que aproveches al máximo los beneficios de tus nacionalidades.

Como puedes ver, tu origen sefardí te abre las puertas a un nuevo mundo junto a tu familia. Será maravilloso poder acompañarte a descubrirlo y ayudarte en el proceso de la solicitud de tu nacionalidad. Recuerda que con ella podrás obtener oportunidades de viajes, estudios y negocios. ¡Anímate a hacer tus sueños realidad!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
error: Content is protected !!