Qué implican la naturalización y la doble nacionalidad en España y Portugal

Qué implican la naturalización y la doble nacionalidad en España y Portugal

¿Quieres conseguir la naturalización en España o Portugal o tener la doble nacionalidad? Quizá temes que ambas opciones requieran trámites largos y complejos, pero no te desanimes. Aquí te contamos todo lo que tienes que saber. Desde cuál es la diferencia entre naturalización y doble nacionalidad, hasta quién puede calificar y su proceso.

¿Qué es la naturalización y la doble nacionalidad?

La naturalización es el proceso legal por el que adquieres la nacionalidad de otro estado. Al igual que en tu país de origen, en este puedes tramitar la inmigración de parientes, tienes derecho a votar y acceso a trabajos y becas estatales.

Muchos países establecen que para adquirir su nacionalidad debes renunciar a la anterior. Sin embargo, algunos convenios permiten la doble nacionalidad. Este es el estatus jurídico de los ciudadanos de dos estados. Conlleva derechos y deberes e implica doble vínculo jurídico.

En ambos estados tienes derecho al voto, a optar a cargos públicos, a becas y subsidios gubernamentales y a protección diplomática. Además, no pagas impuestos como extranjero y tienes facilidades de visado.

Entonces, ¿Cómo se puede adquirir la naturalización o la doble nacionalidad en España y Portugal? Descúbrelo aquí:

Naturalización y doble nacionalidad en España

España es un país de mucha belleza y riqueza cultural con una gran calidad de vida, y más económico que otras naciones europeas. Allí puedes naturalizarte si uno de tus progenitores es español, si naciste en España o si fuiste adoptado por un español.

También puedes hacerlo si estás bajo la patria potestad de una persona española o si has vivido allí durante diez años, regular o irregularmente (sin saberlo). Se requiere menos tiempo si eres refugiado, latinoamericano, de origen sefardí, nieto de españoles o si estás casado con un español.

Desde fuera de España, solicita turno en el doble nacionalidad. Si estás allí, pide turno en el Registro Civil Central. Según tu tipo de solicitud, necesitarás:

  • Documento o pasaporte vigente.
  • Certificado de nacimiento.
  • Acta de matrimonio.
  • Certificados de defunción de tus ascendentes, incluyendo el que te hereda la nacionalidad, entre otros.

La doble nacionalidad, por otro lado, puede darse en dos situaciones: cuando uno de tus progenitores es español y el otro de otra nacionalidad. O cuando adquieres otra nacionalidad sin perder la española, en virtud de convenios que lo permiten.

Actualmente, España tiene acuerdos con Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal y los países iberoamericanos. Es decir, las naciones de América Latina con idioma español o portugués.

Naturalización y doble nacionalidad en Portugal

Portugal es un país estable, tranquilo y seguro. Allí puedes naturalizarte si uno de tus padres o abuelos es portugués, y conoces el idioma. O si estás casado o conviviendo con una persona portuguesa.

También si haces inversiones en el país, si has residido en él durante 6 años o si desciendes de los judíos sefardíes expulsados ​​de la Península Ibérica en el siglo XVI. Para ello debes:

  • Presentar tu solicitud en oficinas consulares portuguesas o en el Registro Civil.
  • Completar el formulario y pagar la tasa.
  • Presentar la documentación requerida según tu tipo de petición.

Recuerda que siempre necesitarás: certificado de nacimiento apostillado por la Haya, pasaporte, DNI y fotografías de carnet.

Portugal también admite la doble nacionalidad. Sin embargo, te conviene primero asegurarte de que no tendrás dificultades en el otro país por tener más de una nacionalidad.

Ahora que tienes información clara podrás decidir si te conviene la naturalización en España o en Portugal. O quizá obtener una doble nacionalidad. En cualquier caso, tus horizontes se amplían.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
error: Content is protected !!