Ciudadanía y nacionalidad

¿Conoces la diferencia entre ciudadanía y nacionalidad europea?

Cuando quieres residir en otro país o ser ciudadano de una nación diferente, piensas en las distintas opciones que puedes tener. En caso de que quieras adquirir estos documentos, debes tener en cuenta el concepto de ciudadanía y nacionalidad en dicho territorio.

Para el caso de algún país de la Unión Europea, es muy importante tener en cuenta dicha diferenciación.

Así que vamos a entender qué es nacionalidad y qué es ciudadanía. En qué se distinguen, cuál te conviene más o a cuál puedes aplicar.

La ciudadanía y nacionalidad europea

Estos dos conceptos se instauraron para la Unión Europea a partir del Tratado de Maastricht (Países Bajos) de 1993. En este se habla de la ciudadanía y nacionalidad como dos realidades jurídico-políticas que actúan de forma similar sin contradecirse entre ellas (Serrano, 2003).

Diferencia entre ciudadanía y nacionalidad europea

La ciudadanía europea es una identidad que se da a una persona que posea la nacionalidad de alguno de los países pertenecientes a la Unión Europea.

Es decir, una persona no puede tener ciudadanía europea sin antes ser o estar nacionalizado en un país de dicho continente.

El primer paso para tener una ciudadanía europea es adquirir la nacionalidad de alguno de los 27 países de la Unión Europea (Arnaíz,1996). Por ejemplo, España y Portugal ofrecen su nacionalidad a los descendientes de judíos sefardíes.

La doble nacionalidad

También existe la doble nacionalidad. En ese caso puedes tener una nacionalidad europea y la de tu país de origen.

Aunque en este caso no todos los países europeos permiten tener ese doble pasaporte. Otros países lo permiten pero con algunas restricciones, como por ejemplo Alemania y España (DW, S.F.).

Por otro lado, países como Portugal permiten tener la doble nacionalidad sin ninguna restricción. Una vez obtengas la doble nacionalidad, deberás conocer leyes importantes como la doble tributación.

Beneficios de tener ciudadanía y nacionalidad europea

Aunque cada país cuenta con sus beneficios y responsabilidades particulares, cada ciudadano de la Unión Europea tiene estos beneficios.

Libre circulación:

Te podrás mover con libertad por los 27 países de la UE. No necesitarás de visado para entrar o salir. Además, también puedes viajar con estas facilidades a Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein (Comisión Europea, 2019).

Radicarte o trabajar en otro país

Si posees ciudadanía y nacionalidad europea, puedes trabajar en cualquier país de la UE sin requerir de permiso de trabajo (Comisión Europea, 2019).

Atención médica en todos los países de la UE

No importa en qué país de la UE te encuentres, en caso de necesitar atención médica, la recibirás. Para ello necesitas la Tarjeta Sanitaria Europea, con la que podrás acceder a las mismas condiciones de tu nacionalidad (europea) (Comisión Europea, 2019).

Manejar en cualquier país

Con un permiso de conducir europeo podrás manejar un auto en cualquier país de la UE. Solo debes tener en cuenta que cada país posee sus propias normas de tránsito y circulación (Comisión Europea, 2019).

Ya conociendo la diferencia entre ciudadanía y nacionalidad, querrás iniciar tu proceso de naturalización. Recuerda que los beneficios que trae obtener la nacionalidad de cualquiera de estos países, son muchos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
error: Content is protected !!