Trabajar en Portugal: la puerta de entrada al continente europeo

Portugal no solo es un destino con mucho encanto, también es un gran lugar para vivir y trabajar. ¿Tienes dudas? Te contamos los beneficios de trabajar en Portugal para que visualices tu futuro en este maravilloso país.

Comencemos por establecer cuáles son las opciones si quieres continuar tu desarrollo profesional en Portugal.

7 formas de trabajar en Portugal siendo extranjero

Si eres latinoamericano y quieres trabajar en Portugal puedes tramitar ante el SEF (Servicio de Extranjeros y Fronteras) algunas de las siguientes visas de residencia:

  1. Empleados
  2. Actividades culturales
  3. Emprendedores
  4. Actividad docente
  5. Actividades altamente cualificadas en compañías certificadas “Tech Visa”
  6. Actividades altamente cualificadas
  7. Visa Golden

Los requisitos para cada uno de este tipo de visas pueden variar. No obstante, hay algunos requerimientos que son comunes para todas, entre ellos están (SchengenVisa Info, 2020):

  • Certificado de antecedentes penales
  • Certificados bancarios
  • Seguro de viaje
  • Contrato de trabajo

Ahora que ya sabes cómo puedes trabajar en Portugal, vamos a entrar en materia.

¿Por qué Portugal es un buen lugar para trabajar?

Es cierto que este país no se caracteriza por tener los salarios más altos del continente. El salario mínimo en Europa se mueve entre los 600€ y 1.600€ en promedio y suele estar ajustado al costo de la vida en cada país. En Portugal el salario mínimo es de 775,8€ (Expansión / Datosmacro.com, s.f.).

Sin embargo, también es verdad que tanto portugueses como ciudadanos extranjeros gozan de interesantes beneficios al vivir y trabajar en Portugal.

Lo primero que tienes que saber es que existen cinco tipos de contratos frecuentes para establecer relaciones entre empresas y empleados (Ministerio de Trabajo y Economía Social, s.f.):

  • Contrato de trabajo indefinido
  • Contrato de trabajo temporal de duración determinada
  • Contrato de trabajo temporal duración indeterminada
  • Contrato de trabajo a tiempo parcial
  • Contrato de teletrabajo

En cada uno de ellos la empresa o empleador te asegura los siguientes aspectos:

  • Retribución, salario o pago
  • Dos pagos extraordinarios:
  1. Subsidio de natal o paga de Navidad: es igual a un mes de salario y se calcula de forma proporcional según el tiempo trabajado durante el año.
  2. Subsidio de ferias o vacaciones: es adicional a la retribución del período de vacaciones y debe pagarse antes del inicio del período de vacaciones.

Más beneficios de trabajar en Portugal

Portugal es uno de los países suscritos al Convenio Europeo de Seguridad Social o Convenio núm. 102. En este sentido, el Régimen General de Seguridad Social garantiza las siguientes prestaciones (Ministerio de Trabajo y Economía Social, s.f.):

  • Asistencia médica
  • Enfermedad
  • Desempleo
  • Vejez
  • Accidentes del trabajo y enfermedad profesional
  • Cargas familiares
  • Maternidad, paternidad y adopción
  • Invalidez
  • Sobrevivientes

Para gozar de estos beneficios, el aporte a la Seguridad Social es de 34,75 %. Aquí el 11 % lo hace el empleado y 23,75 % la empresa.

Trabajar en Europa está a tu alcance

Otra ventaja de trabajar en Portugal es que puedes acceder a la red EURES. Se trata de una red de cooperación creada por la Comisión Europea con el objetivo de que los trabajadores puedan optar a ofertas de empleo en cualquiera de los 18 países miembros con libre tránsito. ¡Trabajar en Europa nunca fue tan fácil!

3 formas de conseguir vacantes para trabajar en Portugal

  1. El IEFP (Instituto do Emprego e Formação Profissional) es el servicio público de empleo en Portugal, puedes inscribirte y consultar las ofertas de empleo que publican.
  2. Portales de empleo. Existen muchas opciones que puedes encontrar haciendo una búsqueda en internet. Consulta el tipo de ofertas laborales que publica cada uno y date de alta en aquellos donde consigas más oportunidades afines a tu perfil.
  3. Acercamiento individual a empresas. Si tienes un listado de empresas en las que deseas trabajar puedes presentar tu candidatura de forma espontánea. Para hacerlo debes escribir una carta de presentación y adjuntarla junto a tu currículum.

¡Ya tienes toda la información que necesitas para llevar tu carrera a otro nivel, vivir nuevas experiencias y sumergirte en una cultura fascinante! Ahora solo tienes que tomar la decisión y disfrutar de un continente que espera por ti.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
error: Content is protected !!